Contactar

 

El enfermo imaginario. Crítica PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jerónimo López Mozo   
Miércoles, 17 de Febrero de 2010 10:27

 

EL ENFERMO IMAGINARIO ,OTROS MALES LE AQUEJAN
[2004-09-24]
 MUESTRA DE TEATRO DE LAS AUTONOMÍAS

 EL ENFERMO IMAGINARIO

OTROS MALES LE AQUEJAN

MUESTRA DE TEATRO DE LAS AUTONOMÍAS
De martes a sábados: 20:00 horas
Domingos y Festivos: 18:00 horas

Título: El enfermo imaginario.
Autor: Molìere.
Versión y adaptación: Paco Maciá y Sebastián Ruiz.
Traducción: Francisco Marín Gimeno.
Escenografía: Ángel Haro.
Composición musical: Pepe Ferrer, Marika Kobayaski.
Iluminación: Luis Miguel Utrilla.
Vestuario: Isabel Teruel.
Realización Escenografía: Jesús Herrera.
Realización de vestuario: Antonio Ramírez.
Caracterización: Ana García
Compañía: Ferroviaria (Murcia)
Intérpretes: José Mª Bañón (Argán), Emma López (Antoñita), Eloísa Azorín (Angélica), Pedro
Cardona (Cleanto/Notario/Fleurant), Pepe Miravete (Tomás Descompuesto/ Beraldo), Gema Segura
(Belina/Molière). Paco Maciá (Purgón voz en off)

Dirección: Paco Maciá.
Estreno: Círculo de Bellas Artes (Teatro Fernando de Rojas), 21-IX-2004

Mucho se ha hablado del escaso interés que despierta el teatro clásico entre los profesionales de la escena y el público. Que las cosas han cambiado, lo demuestra que cada vez es más frecuente encontrar en la cartelera obras debidas a nuestro autores del Siglo de Oro y a los genios universales, desde los griegos hasta Shakespeare, Molìere o Goldoni. A diferencia de otros tiempos, es habitual que, en los programas de mano, el nombre del autor aparezca acompañado por el del adaptador o el del responsable de la versión. Raras son las obras que llegan al escenario como fueron escritas. Hay varias razones que lo explican. Una, puramente económica. Siendo este repertorio de dominio público, el adaptador se convierte, por el mero hecho de serlo, en perceptor de derechos de autor. Pero en la mayoría de los casos de lo que se trata es de descargar el texto de reiteraciones que hoy son innecesarias, de sustituir vocablos en desuso por otros actuales y de acercar, en el caso de los autores extranjeros, la traducción demasiado literaria de sus obras a un lenguaje más teatral. Son acciones, claro está, cuya bondad depende de la capacidad del que las realiza. En las últimas temporadas hemos visto trabajos ejemplares. En otras ocasiones, el propósito es servirse de los clásicos para abordar asuntos de hoy y, para ello, suele trasladarse la acción a nuestros días, situándola en lugares que entonces no existían, cambiando la profesiones de los personajes, de manera que un bribón de entonces aparezca trasformado en ejecutivo, por ejemplo, o vistiendo a los personajes con ropas actuales. Aunque no siempre, esta operación suele ir acompañada de la manipulación del texto original. Por lo general, se altera el orden de las escenas, se suprimen fragmentos que no interesan a los fines que se persiguen y, a veces, se añaden otros tomados de obras ajenas o procedentes de la imaginación del adaptador. También en estos casos, el resultado viene determinado por la calidad del trasgresor. Recuérdese aquél histórico Tartufo que pusieron en pie Adolfo Marsillach y Enrique Llovet que conmocionó a la sociedad española de entonces.

Sin embargo, sucede con frecuencia que las alteraciones son numerosas sin que el espectador intuya qué es lo que las motiva. Ocurre en El enfermo imaginario que la Compañía Ferroviaria, de Murcia, ha presentado en la Muestra de Teatro de las Autonomías. Se sigue el hilo argumental, pero se respeta poco el texto de Molìere. Así, el que escuchamos en el escenario está trufado de frases poco afortunadas que nunca hubiera firmado el escritor francés o de alusiones al mundo del ciclismo, hasta el punto de que la caída del telón es precedida por el recitado, por parte de Argán, de los nombres de los últimos vencedores del Tour de Francia. ¿A qué vienen tantas y tan gratuitas alteraciones? Lo que nos llega desde el escenario no proporciona ninguna respuesta que las justifique, ni tampoco la encontramos en el programa de mano. En él se alude al espíritu de Molière, del que la compañía se declara devoto, y se estable como destinatario del espectáculo al público de nuestro tiempo, como, por otra parte, no puede ser de otro modo. Son generalidades que nada aclaran. En cambio, respecto a la puesta en escena, es interesante la afirmación de que los personajes de Molière proponen un juego dramático en el que el teatro total es posible. Puede ser cierto si pensamos en las abundantes escenas caricaturescas que hay en la obra, pero no si consideramos que su mayor interés radica en su contenido profundamente humano. En cualquier caso, se habla de teatro total y ahí está la clave del espectáculo.

Teatro total. Esa es la meta perseguida. La compañía aprovecha su experiencia en el campo de la danza contemporánea, que le ha proporcionado algunos premios, para mover a los actores. Danzan, en efecto, y, a veces, se mueven como las marionetas, que no deja de ser otra forma de baile. Hay otras manifestaciones de lenguaje físico, algunas inspiradas en el de los payasos o en él de los cómicos del cine mudo, y algún asomo de acrobacia circense ejecutado con la ayuda de poleas. Pero la suma de todo ello tiene poco que ver con lo que se entiende por teatro total, lo que no es grave si lo que se ofrece es atractivo. En esta ocasión sólo lo es en parte. Hay escenas bien resueltas que gustan al público, pero el espectáculo sufre muchos altibajos, debidos, en buena medida, a la falta de ritmo, tan importante en una propuesta como ésta, y a una interpretación, aunque entusiasta, desigual.


Jerónimo López Mozo
copyrigth©lópezmozo

 

 


CÍRCULO DE BELLAS ARTES
C/Alcalá 42 –
28014 - Madrid
Tf. 91 389 24 31
Metro: Banco
Aparcamiento Las Cortes y Sevilla
http://www.circulobellasartes.com
e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Teatro Fernando de Rojas
PRENSA Teatro Autonomías:
Mar Montalvillo
Teléfonos: 91 740 52 74 / 92
Fax: 91 740 55 12
e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Última actualización el Sábado, 01 de Mayo de 2010 06:16
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium