Contactar

 

Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny. Entrevista. PDF Imprimir E-mail
Escrito por José R. Díaz Sande.   
Viernes, 19 de Marzo de 2010 14:26

ASCENSIÓN Y CAÍDA
DE LA CIUDAD DE MAHAGONNY

[2007-07-30]

Prácticamente dos estrenos: Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny de Bertold Brecht y Kurt Weill y las naves del Matadero de Madrid.


ASCENSIÓN Y CAÍDA
DE LA CIUDAD DE MAHAGONNY

BERTOLD BRECHT

KURT WEILL

Prácticamente dos estrenos: Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny de Bertold Brecht y Kurt Weill y las naves del Matadero de Madrid.
 


ESCENARIO PROVISIONAL (2006)
Con el Matadero nos hemos familiarizado en estos últimos años. Acudíamos a él en el Festival de los Veranos de la Villa de Madrid. Se había instalado un gran escenario – de quita y pon – para los espectáculos de gran formato. Las naves, de carácter industrial, mantenían solamente sus paredes. Se nos prometía habilitarlo para el mundo de la cultura y el arte.

En este, todavía precario verano, el teatro ya no necesita de un escenario de quita y pone, sino que dispone de un espacio, ya habilitado, que se le llama las Naves del Matadero para el Teatro Español y en ese espacio se estrena la Ascensión y Caída de la ciudad de Mahagonny, la última producción del Teatro Español en esta temporada 2006/2007.

  • Arrancamos – aclara Alicia Moreno, Delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid (según la nueva terminología) – con una nueva instalación. Las Naves del Matadero. Se trata de un nuevo espacio para el Teatro Español. Y qué más se puede pedir cuando se inaugurar con una bina como son Bertold Brecht y Kurt Weill.

El espacio cuenta con una extensión de 5.900 metros cuadrados. A este espacio escénico se añadirán otros y así se podrá trabajar interdisciplinarmente en ramas como arquitectura, literaturas, artes visuales etc. Con ello se pretende un gran centro que aborde la creación actual.

UN DESEO CUMPLIDO
PARA MARIO GAS

A Mario Gas le ha tocado en suerte el inaugurar el nuevo espacio y una golosina, desde años hambreada por él como es el texto de Brecht-Weill.

  • Sólo tengo palabras de agradecimiento para Alicia Moreno y el Ayuntamiento de Madrid. El que yo esté en este proyecto es algo coyuntural, pero la idea les pertenece a ellos: haber creado un lugar de experimentación de diversos ámbitos y artes. Es una magnífica idea el dedicar tres naves para poner en solfa el modo de entender las Artes Escénicas, con una búsqueda continuada.

Las tres naves a las que alude Mario Gas se las ha enumerado: 12, 11 y 10. Así en este orden inverso.

La nave 12 es el vestíbulo del espacio escénico y sirve como zona de acogida con cafetería, pero también es susceptible de realizar espectáculos de pequeño formato.

La nave 11 es el espacio escénico, pero concebido muy versátil. Graderío y escena puede admitir diversas configuraciones. Se puede meter todo tipo de teatro. De mayores dimensiones que la 12, pero similar en su estructura, tiene la ventaja de un gran vano entre los pilares, que es donde va el escenario principal. 

La nave 10 acoge camerinos, talleres y oficinas.

Este nuevo espacio para el Teatro Español le llena de satisfacción a Mario Gas, pero…


NAVE 12
 (ESPACIO ESCCÉNICO DE MAHAGONNY)
  • Además de la alegría que me proporciona, me impone una gran responsabilidad y miedo escénico por tener que estar a la altura, ya que puedo ser juzgado desde muchos ámbitos. Con respecto a la Ascensión y Caída de la ciudad de Mahagonny sólo puedo decir que ha sido posible gracias a toda la gente anónima que ha trabajado en ella. Haber asistido al crecimiento de todo este tinglado ha sido dificultoso y seguirá siéndolo por el momento pues, como todas cosas que comienza, hay que ir acoplando y corregir, pero ha sido apasionante.

Tal profecía se ha hecho realidad. Mario, antes de despedirse, anunciará:

  • Voy a dar una información que ni conoce la compañía – casi toda la compañía estaba presente en la presentación de este Mahagonny. No todo está ultimado, hay pequeños desajustes. Quiere decir que empezaremos más tarde las funciones previas. En vez de ser el 21 de junio, será el 24, aunque el estreno oficial se mantiene: el 28 de junio. Ha sido un trabajo muy descomunal y muchas horas de trabajo.

Tal retraso ha obligado a retrasar también el pase gráfico para los medios. 

MAHAGONNY, EXTRAÑA ÓPERA MALDITA
DE VIDA AZAROSA

En 1927 Bertold Brecht estrenaba una obra en un acto con canciones de Kurt Weill. Los clásicos de la ópera nunca pensaron que aquello podría ser una ópera.

En abril 1929 Weill termina la partitura y, en ese tracto de espera a una nueva representación, se pide a Brecht que modifique ciertos pasajes demasiado explícitos cuya temática abordaba la sexualidad. Para la época era demasiado.


BERTOLD BRECHT
  • Brecht es de los grandes autores del teatro y ya es un clásico en cuanto que sigue interesando. Disecciona con bisturí los problemas  del ser humano. Por eso sigue siendo absolutamente contemporáneo. Si se le une Weill con su capacidad para fudionar música popular, folk, cabaret y la música culta que marcaba Alemania y Francia surge una bina de autores que fructificarán en la época alemana. Después cada uno tirará por su lado, ya que tanto uno como otro eran dominantes y se dominaban mutuamente.

Obligados a emigrar ideológicamente, Holliwood los recibirá y comenzará su divergencia.

  • Juntos crearon obras atípicas – continúa Mario. Es un teatro muy vivo y en aquella época inclasificable, ofreciendo textos de formas poliédricas. En lo que concierne a Brecht hay una gran carga ideológica en lo que respecta al ser humano y en cuanto al tema de la clase política, lo cual no quiere decir que sea un teatro de partido o de politiqueo barato. En cuanto a Weill rompe los géneros musicales anquilosados y crea obras sugerentes y que tocan la viva realidad y diversa.

KURT WEILL

La Mahagonny de 1929 se estrenó en las Jornadas de Música Contemporánea en Baden-Baden. Weill había buceado varios textos clásicos y al final se decidió por los Mahagonny Gesänge de una colección de versos de Bertold Brecht llamada Die Hauspostille. La temática versaba acerca de la corrupción en el salvaje oeste americano.


JOVENES NAZIS con A. HITLER
Ese nuevo estreno les llevó a convertir la obra en una ópera más extensa de tres actos. El 9 de marzo de 1930 se estrenaba en Leipzig con el título de Ascenso y caída de la ciudad de de Mahagonhy, que dirige musicalmente Gustav Brecher y escénicamente Walter Brügmann. Tras el estreno se volvió a revisar sucesivamente la obra. Después de representarlo en Berlín en 1931 – comenzaba la desazón nazi contra la obra – volvieron nuevos cambios y cuando se pensaba ya preparar y publicar la versión definitiva la persecución nazi lo impide. En 1933 se confisca el material usado para las representaciones y en 1938 se destruye.

A LA BÚSQUEDA DE LOS
MANUSCRITOS DESTRUIDOS

A pesar de se había asegurado que los manuscritos no existían, tras la segunda guerra mundial la obra aparece la obra y comienza a representarse. La temible destrucción no había sido una realidad.

El 6 de noviembre de  1957 se reestrenaba en Landestheater de Damstadt, pero el mundo había cambiado. Si antes la obra tenía críticas negativas, ahora era todo lo contrario. Sin embargo ninguno de los dos actores pudieron gozar del triunfo: Kurt Weill llevaba 7 años muertos y Bertold Brecht había muerto en 1956.

El Mahagonny de Brecht-Weill, tiene tres versiones en la actualidad: la Suit Mahagonny, la Gran Mahagonny y la Pequeña Mahagonny.

  • La Pequeña Mahagonny – aclara Mario Gas - , procede del primer texto y de números centrales de la Gran Mahagonny. Es lo que se representa normalmente. En España se ha representado con un tratamiento muy brechtiano  la Gran Mahagonny en 1972 en el teatro del Liceo, la cual fue aplaudida y abucheada. En le Teatro de la Zarzuela se representó en versión de concierto y en 1977 en vías de inaugurar el nuevo Lliure se intentó la Pequeña Mahagonny, pero se topó con la prohibición porque estaba descatalogada. Optó por la Gran Mahagonny.

FABIA PUIGSERVER

La versión del Lliure la dirigió Fabiá Puigserberg.

  • El texto fue controvertido desde el principio tanto por el aspecto de contenido como el musical – precisa Mario Gas. De aquella pequeña pieza de 1927, surge precipitadamente la ópera de 1929, por falta de tiempo para reflexionar. El estreno fue un éxito. Durante las 3 ó 4 funciones  en varias ciudades las voces durante la representación fueron tremendas. Esto supone una participación de un público vivo. Hoy esta participación del público es mucho menos.

Con esta representación Mario Gas  cumple un deseo de siempre, dirigirlo.


FOTO: ROS RIBAS
  • Este espectáculo se debería, siempre, poner y ofrecerlo.  En general no se puede representar por diversas circunstancias, a veces fundamentalistas. En el texto aparecen estructuras de amor, miedo, desprecio, contemplación de la vida como lo  único que se tiene y al mismo tiempo las ganas de seguir adelante. En el centro está el ser humano con sus conflictos y la convivencia. Y esto, siempre, es  lo que da la categoría de “gran teatro”. Hace reflexionar sobre nosotros y el mundo que nos rodea y esto, al mismo tiempo, nos proporciona placer.

Mario Gas reconoce que se trata de un espectáculo muy complejo y por lo tanto necesita de un elenco, a todos los niveles, de gran calidad. 

  • Soy un afortunado - confiesa Mario -, por tener no solamente un buen equipo en vestuario, escenografía, luces, sino el haber conseguido la solidaridad entre todos nosotros. Hay otro elemento a destacar en el equipo. No solamente han obedecido indicaciones, sino que han hecho propuestas. Esto es lo que me gusta. Si somos perezosos en este aspecto, nos sentimos oscuros.

LA DESTRUCCIÓN DE LOS
SACROSANTES CÁNONES LÍRICOS

El que, en su tiempo, el texto produjese cierto escándalo en el mundo de la ópera se debía a que destruía el concepto de la voz lírica operística como la única que debería presidir en la ópera. Brecht y Weill conciben un mestizaje de voces.

  • Esto ha obligado a una serie de audiciones. Se necesitan actores competentes, cantantes competentes y la vocalización se encauza por cantantes en la línea pura de lo lírico, lo lírico actoral y lo actoral musical. Se va en la partitura desde la ópera pura hasta el musical o la simple interpretación. No se puede descuidar ningún aspecto.

Cuarenta profesores bajo la batuta de Manuel Gas – hermano de Mario - nos sumergen en las notas musicales de Weill que en opinión de Mario  Gas, “suena muy bien”.

Dirigir este texto es, para Mario, un “regalo”. Posee algo que él aprecia y define como “teatro de colaboración. Me gusta este tipo de teatro”. Con Mahagonny se cumple lo aprendido en la adolescencia de otros maestros del teatro y de la historia del cine.


FOTO: ROS RIBAS
  • El cine americano – recuerda Mario -, lo han hecho los actores secundarios. El mismo  Priestley – dramaturgo inglés - al presentar uno de sus textos confesaba: Odio la Compañía teatral con un divo, que siempre actúa 1 metro por delante de los demás, en el escenario. O bien lo de Barrault cuando dice: La verdadera historia del teatro no depende de ningún tipo de trabajo. Todo hay que tomarlo con la misma humildad. Son frases recibidas en la adolescencia y marcan en uno.

El modo de abordar el texto es, según Mario

  • …Como lo que es. Un teatro de reflexión ideológica a través del cabaret y la lírica. La fuerza está en el propio texto. Hay un tratamiento lúdico, expresionista siguiendo la idea que Valle Inclán tenía con su esperpento: Detrás del monigote están las ansias del ser humano.

En 1957 la versión musical optó por la línea lírica total. Mario Gas prefiere lo que ya ha denominado como mestizaje de voces.

  • Lo que marca la música es la unión de voces de formación lírica, formación musical y la fonación del actor cantante. Se trata, pues, de voces peculiares. Diría más. No todas las voces son las idóneas que provienen de esos mundos. El cantante tiene que entender el oficio de la voz en este proyecto. Todos caminan hacia ese encuentro. Buscar esa nota afinada, y así lo han entendido. Y esto no se entiende sin Brecht y Weill. Aquí están las dos distanciaciones brechtianas: los colores y demás elementos externos y la música que la apartan de la ópera llamada culta. En todo el equipo hay una voluntad de construir, construyendo.

CONSTANTINO ROMERO

TERESA VILLAVICIOSA
PEDRO POMARES
FOTO: ROS RIBAS

La única voz lírica pura es la de Antoni Comas en el personaje protagonista Jim MahoneySu trayectoria profesional se ha desarrollado en el mundo de la ópera y en el teatro musical. Ha sido intérprete del peculiar Carles Santos, al que  Mario Gas califica de “genio”.

  • El 99’99999999 del reparto ha pasado audiciones – advierte Mario. A nadie se le ha regalado nada. Quien no las ha pasado ha sido Antoni Comas, porque estaba convencido de que o tenía una persona como él o no había nada que hacer. A Antoni lo conocí en una versión de Il turco de Italia y es una voz extraordinaria cuando está en el escenario. Este proyecto ya lo comencé a concebir hace dos años y Antoni ya estaba incluido.

ANTONI COMAS
FOTO: ROS RIBAS
  • Con Mario – añade Antoni Comas -, hace tiempo que hablamos de este proyecto. A pesar de la complejidad del texto, cuando se hace bien todo resulta fácil. Mario tiene las idas claras y eso ayuda. Es un proyecto extraordinario y para mí lo tengo como un regalo y cuando te ofrecen un regalo y lo tienes que coger, pues o coges. Se ha hablado de mestizaje de voces. Tengo que corroborar que el mestizaje es absolutamente perfecto. Tal como Mario lo ha concebido tiene que ser un éxito.

Moisés de la Trinidad, uno de los mafiosos fugados de la cárcel y creador de la libertina ciudad de Mahagonny, es Constantino Romero. Constantino es la voz de radio y la voz de doblajes. Es la Voz por antonomasia. Es también actor habitual en los montajes de Mario Gas. Brecht no le es desconocido, pues en su momento ya interpretó La ópera de la perra gorda (1983).


CONSTANTINO ROMERO
FOTO: ROS RIBAS
  • Fue mi debut en teatro – desvela Constantino y de la mano de Mario Gas. Brecht y Weill era la primera vez que los tocaba. Al cabo de los años al volver a encontrarme con ellos, es gratificante. Esta vez supone un esfuerzo mayor. Hay cosas de La ópera de la perra gorda: compases, notas, acordes. He identificado un montón de rincones para calentar un alma sencilla y tonta como la mía. Es un texto de una gran espiritualidad. La Ópera de la perra gorda está ahí inspirándonos. Para mí es un honor estar en este montaje y con toda esta gente.

LA COMPAÑÍA:
LOS DE SIEMPRE Y LOS NUEVOS

Constantino ha terminado por ser uno de los actores de Mario Gas, aunque su primer debut provenía de otros medios: radio, televisión, doblaje.

  • Soy de los que creen – afirma Mario -, en núcleos, las tribus y la compañías estables, pero que la gente se encuentre también con nuevas adquisiciones.  El teatro se enriquece con gente incorporada. Aquí no solamente hemos hecho esto, sino que hemos acudido a actores que ya han intervenido en otros musicales: A Littel Night Music , Golfus de Roma, Sweeney Todd. Otros como Enrique del Portal que ha hecho mucha zarzuela. Su padre – también Enrique del Portal ha trabajado mucho con mi padre – el barítono Manuel Gas. Al poseer un lenguaje común y escénico, se crean lazos y se comparte una misma manera de pensar. 

Ricardo Pérez interpreta a Jacob Schmidt  - uno de los componentes del grupo de taladores que llegan a disfrutar de la ciudad de Mahagonny -conoce el modo de trabajar de Mario Gas, pues ha sido dirigido en las versiones de Adiós a la Bohemia (2006) y en Black el Payaso (2006), dirigida por Ignacio García May. El entorno de la lírica lo conoce bien: El dúo de la Africana, Gloria y Peluca, La Marsellesa, Doña Francisquita.

  • A pesar de que vengo del mundo de la lírica – aclara Ricardo Pérez -, en esta obra tienes que hacer una adaptación y lo he vivido como una parte del todo.

FOTO: ROS RIBAS
  • No hay un grupo al cual los nuevos se incorporan – matiza Mario -, sino que se forma un nuevo grupo con los habituales y los nuevos. No se añade nada.
  • Yo había trabajado 3 veces con Mario hace 9 años, pero he pasado dos castings con 800 personas – confirma Abel García ( Joe, el lobo de Alaska) . No hay nada preestablecido. Mario no regla nada a nadie. Lo digo por si por ahí corre una mala información amarilla. La semilla previa a este Mahagonny fue el Festival de Otoño de 1998 en torno a Brecht: Brecht por Brecht, En aquella ocasión se fundó el espectáculo sobre la Pequeña Mahagonny.

Aberto Aliaga es uno de los hombres de Mahagonny. Es de los que se incorporan por primera vez a Mario.

  • Mi experiencia proviene de mis trabajos en las Compañías Catalanas. Entre ellas Dagoll- Dagom. Ha sido un placer el poder compartir con un reparto tan excepcional, con gente que proviene de diferentes ámbitos. Ello te lleva a un crecimiento mayor.  
FOTO: ROS RIBAS

LA ESCENOGRAFÍA
LA NAVE MATADERO INTEGRADA
EN LA ACCIÓN

Inauguración de nuevo espacio y confabulación con lo que exige Brecht, rompiendo los moldes tradicionales del teatro a la italiana. Todo ello da una cierta peculiaridad a la escenografía de este montaje que firma Jean- Guy Lecat.  

  • Utilizar este espacio de Matadero es una vieja idea que tuve con Peter Brook y otros directores: un lugar donde reunir arquitectura con decorado – declara Jean-Luc.

Jean-Luc ha colaborado con Peter Brook durante más de treinta años y ha sido el responsable de la compañía cuando va de gira. Es, ya, experto en la transformación de espacios teatrales – unos doscientos – como son el Lincoln Centre de Nueva York o el Tramway de Glasgow. Ha impartido diversos talleres sobre el proceso de creación y espacios teatrales y la integración del actor y del decorado en el espacio. Es uno de los asesores de los arquitectos cuando emprende la construcción de un teatro.


BOCETO ESCENOGRÁFICA DE
Jean- Guy Lecat
  • La acción de esta ópera se sitúa en una ciudad horizontal, sin alturas, donde los seres humanos viven una brutalidad de esa trágica historia que no les permite escapar trepando a ningún lugar. Decidimos usar la nave del Matadero a lo largo y poner el decorado frente a la grada donde esté el público. Los restos del edifico original – la propia nave del Matadero - se integran en el decorado y así conseguimos que la acción y el público se unan en un mismo espacio.

Jean-Luc ha utilizado las propias divisiones del viejo edificio: las columnas metálicas, un suelo neutro y una cortina de 20 metros de largo, que es la clásica cortina brechtiana.

  • El primer espacio aparece poético y épico – declara Jean-Luc. La desnudez da valor a los momentos más dramáticos o más íntimos del espectáculo creando un efecto de zoom porque su gran tamaño permite también reunir a toda la compañía.

FOTO: ROS RIBAS

Hay un segundo espacio que se sitúa tras las columnas metálicas:


FOTO: ROS RIBAS
  • Es mucho más vulgar – aclara Jean-Luc. En él los habitantes de Mahagonny descubren las bondades y el trágico poder del dinero. El tercer espacio está detrás del muro de la nave, entre las aberturas de las puertas originales. Es la prolongación natural de las acciones que se desarrollan en los dos espacios anteriores. Allí podemos ver el cielo del desierto y las sombras de la ciudad mítica, quizás las antiguas Sodoma y Gomorra, o Las Vegas, como si fuera un espejismo.

Jean-Luc, amante de los espacios desnudos, declara:

  • Tengo verdadera pasión por los espacios desnudos y sencillos que dan valor a los intérpretes y liberan la imaginación. Pero debo decir que no siempre la imaginación del público está activa. De vez en cuando la tecnología invade la escena como la lepra del mundo moderno.

La prehistoria de este espacio real en contubernio con el espacio de la imaginación teatral, nació cuando se contemplaron las naves del Matadero:

  • Al verlas – confiesa Alicia Moreno, delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid -, se nos planteó el reto de convertirlo en espacio escénico. Fuimos a ver a Jean-Luc Lecat. Nos ha ayudado a convertirlo escénicamente. La recuperación de las naves restantes es un trabajo lento. 
  • Para mí es estupendo hacer una obra – añade Mario -, en este Matadero en vez de usarlo para matar animales. Lo que tenemos ahora es este local y las demás naves se irán acomodando según el dicho italiano ”pian piano si va lontano”. Este Espacio para Mahagonny es como una gran pantalla de TODDAO (panorámica).

FOTO: ROS RIBAS

LOS VISUALES EN MAHAGONNY

Álvaro Luna es el responsable de los audiovisuales.

  • Se trata de letreros, alusiones marcadas por Brecht – aclara Mario. Los elementos narrativos provienen de las conocidas aleluyas usadas por Brecht para separar un poco y distanciar de la ilusión a la pequeña burguesía que asistía al teatro.

UN NUMEROSO ELENCO

El elenco cuenta con 47 actores, 8 servidores de escena y una orquesta formada por 36 profesores, a los cuales dirige Manuel Gas. Al ser un musical cuenta con los llamados COVERS (sustitutos en algunas funciones).


FOTO: ROS RIBAS
 
  • Cuando cojo un texto lo estudio muy bien – aclara Mario - , sé lo que quiero hacer con él y lo que tiene que hacer la gente que elijo y cómo. Es así al 100%. Quiero agradecer a los que hacen la participación en el coro, que para mí no es un grupo anónimo sino un conjunto de individualidades.  Como colectivo es un papel importante y entre ellos hay gente con una trayectoria grande individual. Han querido estar en este proyecto y esto me emociona y me da confianza. Tengo la compañía que quiero. Estoy satisfecho y emocionado por el trabajo hecho. Lo que ahora queda es que llegue la partitura y las palabras al público y que no sean meras trampas y que sean verdad y guste el espectáculo.


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

Última actualización el Miércoles, 29 de Septiembre de 2010 19:21
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium