Antología de Chapí. Entrevista. Imprimir
Escrito por jOSÉ r. dÍAZ sANDE.   
Domingo, 03 de Enero de 2010 16:01

 

ANTOLOGÍA DE CHAPÍ 


Lo lírico sigue caminando y en concreto el mundo de la Zarzuela. Los Veranos de la Villa en los Jardines de Sabatini vuelve con zarzuela del 14 al 30 de julio con la Antología de Chapí por la Compañía Ópera Cómica de Madrid,  y del 4 al 9 de Agosto con La Corte del Faraón, por la Compañía de María Dolores Travesedo y Antonio Lagar

Si las partituras del maestro Francisco Alonso se cantan y bailan en el Teatro Fernán Gómez, en los Jardines Sabatini – los del Palacio Real de Madrid - se jalea a Ruperto Chapí con motivo del primer centenario del fallecimiento del compositor.
 

  • Los Jardines de Sabatini se han reformado para zarzuela, género que predomina en la programación de este espacio – declara Manuel Gutiérrez, director de los Veranos de la Villa – y se ha convertido en la música del verano. La Antología de Chapí quiere conmemorar el centenario de su muerte en 1909 y en esta celebración se han comprometido el Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, un apoyo firma de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), bajo la coordinación del Ministerio de Cultura y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Comunidad de Madrid.

Manuel Gutiérrez reconoce que para montar una selección de música de Chapí no necesita justificación, pero recuerda que…

 

  • Chapí es un relevante compositor que dio un gran impulso a la ópera y a la zarzuela. Fue un gran músico y el impulsor de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

 Al tratarse de una conmemoración, es, casi obligado, que la Sociedad Estatal de Conmemoraciones se haga presente en su presidente Arturo Reverte ya que…

  • El objetivo de nuestra Sociedad es conmemorar eventos culturales y no podíamos faltar en un Chapí de zarzuela y sinfónico. La aportación nuestra no es cuantiosa, pero sí significativa. Ya habíamos trabajado con la Ópera Cómica en un proyecto La Marsellesa (1) de Fernández Caballero. Fueron meses y meses de trabajo, pero después no pudo salir. Por ello me he comprometido a estar aquí presente en este homenaje a Chapí, que es un proyecto coherente y perfectamente diseñado, ya que Francisco Matilla es un conocedor del mundo lírico español.  

La ventaja de una Antología:
dar a conocer obras desconocidas y  otra más emblemáticas

Francisco Matilla califica este espectáculo como de un ...
  • …proyecto pensado. Chapí compuso 169 zarzuelas, de las cuales han quedado en repertorio 6 o 7. Nuestra intención es dar a conocer algunas inéditas. La ventaja de montar una Antología es que se pueden dar a conocer unas cuantas obras desconocidas y las más emblemáticas como son La Bruja, El Rey que rabió, La Revoltosa, La tempestad, El tambor de granaderos

El problema de toda Antología está en la selección y unirlas con cierta coherencia.

  • Elegir  y buscar la unidad es el desafío – reconoce Matilla -, porque, en realidad, son piezas sueltas. No hemos querido introducir texto, sino dar protagonismo a la música. Sí, repartimos un texto con datos concretos, que orientan sobre la división del espectáculo en 6 temas.

Los 6 temas sobre los que pivota el espectáculo son: En peligro, En la sombra, La aldea, La galerna, Tramoya y Los madriles.

  • Tienen que ver algo entre sí y, por otra parte, algunos personajes se funden en la historia siguiente., por ejemplo a El barquillero, le sigue La Revoltosa… En las Antología hay la tentación de recurrir a números archiconocidos. Para mí esto no es muy interesante. Hemos buscado números nuevos, hasta 17, y esto ha supuesto un arduo trabajo, ya que musicalmente todas las partituras no conocidas estaban en un estado lamentable. Fernando Poblete ha hecho casi una edición crítica. Este trabajo quedará en la Sociedad de Autores y los de fuera podrán tocarlos. Estamos muy orgullosos de esta recuperación.
Fernando Poblete es el Director Ejecutivo de Concerto XXI, el conjunto Ensemble Instrumental de Madrid, integrado por profesores de diferentes agrupaciones Sinfónicas españolas y ya habitual a acompañar la Ópera Cómica.
  • De las obras que existen las partituras – declara Matilla sólo están las de piano y canto, pero hay que escribir el resto. Hemos buscado en la Biblioteca Nacional y no siempre las tienen. En la Sociedad de Autores, sólo hay unas trescientas y pico. De ellas algunas son incunables, y por lo tanto imposible sacarlas. Otras están en un estado muy lamentable y hay que rehacerlas totalmente.
Esta labor de recuperación de lo inédito, es vocación antigua en Ópera Cómica.
  • Entre lo inédito hay mucho material, pues hay obras que no se representan hace ciento y pico de años. De Chapí hay muchas desconocidas. Ya sólo en la Sociedad de Autores hay materiales de 12.000 obras. Meterse en un archivo es tener que ver muchas obras. Uno de los criterios fue deshechar lo del sainete madrileño y comenzamos a barajar distintas opciones, entre ellas decidirnos por lo inédito, con la dificultad de que no existen grabaciones. Algunas no se han vuelto a reponer después del  estreno y por lo tanto hay datos  muy  escasos. Y en concreto de Chapí hay poquísimo en repertorio.  

EVITAMOS EL CHIM-PUM Y BUSCAMOS LA FLUIDEZ MUSICAL

Aunque toda Antología, en realidad, son números sueltos siempre hay que buscar…

  •  … la continuidad y que no haya un choque armónico – advierte Matilla. Hemos buscado transiciones musicales y visuales. En la parte musical evitamos el chin-pún entre una y otro y evitamos el aplauso que interrumpe. Resuelta la fluidez musical, escénicamente lo logramos mediante la transición de personajes. Unos que se van y otros que entran manteniéndose algunos o alguno. Los diversos bloques temáticos, también están construidos según los distintos tipos de música.

En este hilván musical y visual Matilla destaca…

  • …el trabajo del coro. Es el que más nos ha costado. 



RUPERTO CHAPÍ, DEUDOR DE VERDI Y WAGNER

Oliver Díaz (Oviedo 1972) es el director musical que se alterna con Cristóbal Soler
  • Una de las dificultades principales – declara Oliver Díaz es la influencia de los diferentes compositores en Chapí. Hay momentos verdianos y otros wagnerianos. La primera dificultad es el manejo del sonido. Hay sonoridades más cortantes y ligeras y otras más wagnerianas. Después, están las dificultades propias de cualquier Antología, como es el dar unidad a todo el espectáculo y que no se derrumbe, que se cree un cierto hilo conductor y no hay sobresaltos. A ello se añade la dificultad propia de la lírica, buscar los balances musicales y el trabajo con el foso.
VESTUARIO REALISTA MÁS DE 300 TRAJES
Y ESCENOGRAFÍA ESQUEMÁTICA  PARA DAR PROTAGONSIMO AL PALACIO REAL

El montaje cuenta con más de 300 trajes y…
  • …hay de todo: ballet, solistas, coros. La Antología la inventó Tamayo y es imposible sustraerse a que no haya de todo.
En una Antología son diversos los criterios en el momento de elegir el vestuario. Ópera Cómica ha optado por…
  •  …un vestuario realista como se representase la propia obra: vestidos de corte, pescadores etc… según cada bloque. Están reproducíos hasta el último detalle. Trajes de la convención republicana, sables de verdad. Son una reproducción histórica o inventados pero sobre algo realista.  

En cuanto a la escenografía

  •  …se puede decir que no existe en cuanto que hay que dejar visible el fondo del palacio Real. Es algo esquemático y operamos con “carras” – plataformas con ruedas que sustentan módulos - que toman distintas posiciones. Vamos un tanto desprotegidos en este aspecto. Por ello es importante el vestuario y la  iluminación para crear la época y el ambiente.

Como desahogo Matilla concluye:


  • Estoy como las maracas de Machín, aturdido por el trabajo de luces, que hemos concluido hace poco. 

CHAPÍ NOS LLEVA A VERDI

La soprano Francisca Calero es voz habitual en Ópera Cómica. Su juicio sobre las zarzuelas nuevas de Chapí es que…

  • …nos llevan a Verdi y al estilo bel cantista. Es muy exigente con el legato y las exigencias de todo lo que supone el bel canto. A los directores les molesta que califiquen la zarzuela de “género chico” y tienen razón pues no está solamente la dificultad musical, sino que la puesta en escena tiene un corte operístico. En esta Antología, como ha dicho Matilla, se complica más al tener que apoyar la puesta en escena en el vestuario y la iluminación. Yo estoy muy orgullosa de colaborar con este equipo técnico y humano, que no escatima el tiempo con tal aportar cultura.  
CHAPÍ ES MUY OPERÍSTICA. ES UNA MÚSICA MUY DENSA.

Otra de las sopranos es Saioa Hernández. Saioa viene de actuar en Ópera Romántica, en el Teatro Compac Gran Vía,  con una gran interpretación en Madame Butterflye y La Traviata. Acaba de ganar el Premio Manuel Ausensi de interpretación. En su curriculum abunda la ópera. Ya es casi un tópico el afirmar que la zarzuela, para los cantantes, es más difícil una vez que tienen que cambiar de colocación de la voz al pasar del canto a la parte hablada.
  • Aquí no hay parte hablada – afirma Saioa y por lo tanto es parecido a la ópera. Pero sí, es cierto. Te enfrías al pasar de una parte a otra. Es complicado. Chapí es muy operístico y eso te ayuda. Es una música muy densa y ayuda mucho. Por el contrario para los cantantes de ópera cantar zarzuela es complicado pues tiene muchas líneas y sobre todo cuando se estás acostumbrado a cantar en italiano.
Hubo una época en que, en España, se imponía la división de cantantes de zarzuela y cantantes de ópera. Los primeros parecían ostentar una categoría inferior y llegar a cantar ópera venía a ser como un paso posterior al cual no todos podían llegar. También es cierto que en la época dorada de la zarzuela nuestros cantantes líricos eran auténticas estrellas y se componía para ellos. Sin embargo cuando vino el “boom” de la grabación de zarzuelas – leáse las grabaciones de Ataulfo Argenta – se recurrió a voces de cantantes de ópera. Hoy parece que ese límite no existe y por ello sorprende que en los curriculum de los cantantes que interpretan zarzuela, aparezcan títulos de ópera.
  • Debería haber sido siempre así – afirma Saioa - , el cantar indistintamenteópera y zarzuela. El llamar a la zarzuela género chico es imperdonable. Hay que cantar ópera y zarzuela. Yo, al menos, lo trabajo igual. Lo importante es cantar bien las dos cosas.  
ES UNA GRAN FORTUNA TRABAJAR CON ESTOS CANTANTES TREMENDOS Y CON UN DIRECTOR ENAMORADO DE SU TRABAJO

 El barítono Juan Tomás Martínez (Carora, Venezuela y residente en Madrid) posee un curriculum abultado en ópera.
  • Chapí vino de Villena – Alicante - a Madrid, y luego fue a Milán y a Roma para continuar su formación. De ahí su gran aprendizaje de la ópera italiana y su influencia. Para mí, es una gran fortuna el poder hacer este trabajo y estoy muy agradecido con estos cantantes que son tremendos y con este director enamorado de su trabajo.

Con respecto a la discriminación entre cantantes de ópera y de zarzuela no ve la diferencia y humorísticamente desvela:
 
  • …podemos cantar hasta ¡bingo! El poder cantar ópera y zarzuela es posible. El género chico es igual a una ópera breve. Hay también una complejidad musical, vocal y artística y piénsese en Guerrero, Alonso y Chapí, que no tienen nada que envidiar a los compositores italianos. Hay una gran influencia de la ópera italiana en la música de Chapí y posee toda una cultura musical que no tiene nada que envidiar a la ópera. A veces se da una importancia a la ópera, al cantarse en un idioma extranjero y se piensa que hablan de cosas grandes, pero están diciendo cosas como “pásame este vaso”. También ponemos la ópera por  encima de la zarzuela, por venir de fuera. Animo a que vengan.
LA ANTOLOGÍA DE CHAPÍ, MÁS ALLÁ DE LOS  JARDINES DE SABATINI

Todo este esfuerzo de investigación musical y puestas en escena no acaba en los Jardines de Sabatini. La Antología de Chapí tiene más vida.
  • Iremos a otros sitios – confirma Matilla -, y, en ellos, sí usaremos elementos escenográficos, que aquí no es posible por las vistas del palacio. Continuaremos con el espectáculo, a lo mejor, fuera del centenario.

(1)
La Marsellesa se estrena el 1 de febrero de 1876. Pertenece al tipo de zarzuelas llamadas Históricas y el libreto de Miguel Ramos Carrión lo escribe un año después de la entrada de Alfonso XII en Madrid. Se ha producido un gran entusiasmo en muchos sectores por la Restauración Monárquica. De ahí que la obra viene a ser una crítica a la Revolución Francesa y por ende a la República. El libreto original fue manipulado haciendo que el ciudadano Rouget, impulsor de las nuevas ideas, se libere de la guillotina gracias al amor de la cantinera y huya con la aristócrata Magadalena.

La música de Manuel Fernández Caballero, de claro corte italiano, fue muy alabada y una de las habilidades es el juego melódico del Himno de La Marsellesa, mezclándolo con el resto de la música.
Más Información: Antología de Chapí. 
                 Antología de Chapí. Crítica.                       
                        Ensamble Madrid.
                        
                       Ensamble Madrid. Discos.
JOSÉ RAMÓN DÍAZ SANDE
copyrigth©diazsande

 

Última actualización el Sábado, 22 de Mayo de 2010 16:01