Ser o no ser, una cómica tragedia. Entrevista. Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Sábado, 25 de Febrero de 2012 10:14
 

SER O NO SER, UNA CÓMICA TRAGEDIA

RESURRECIÓN DE UN INSÓLITO SHAKESPEARE


SER O NO SER, UNA CÓMICA TRAGEDIA

RESURRECIÓN DE UN INSÓLITO SHAKESPEARE

 

 
 www.madridteatro.net

 

"Ser o no ser" nos envía a Shakepeare y, en concreto, a Hamlet. En el cementerio y con un cráneo en la mano el joven Hamlet reflexionaba sobre la existencia. En esta ocasión no es Hamlet sino un personaje que por no tener, no tiene ni nombre. Esta ausencia de patronímico la explica Alberto Castrillo-Ferrer, que es Raúl el intérprete del personaje:

 

 
 ALBERTO CASTRILLO-FERRER
FOTO: EL CATO NEGRO

·         El personaje no tiene el suficiente peso dramático para tener un nombre propio, sin embargo tiene vida, demasiada vida, y no está dispuesto  a que le arrebaten su existencia por efímera que sea. Tarde o temprano se rebelará contra el actor que lo interpreta o sea, contra sí mismo.

 

ALBERTO NACIÓ CON ILDEBRANDO BIRIBÓ

 

Alberto Castrillo-Ferrer (Zaragoza, 1972) fue una revelación, casi recién salido de la École International de Mimodrame Marcel Marceau (promoción 1998), con Ildebrando Biribó (1999) (CLIKEAR) que nació en el Teatro Pradillo y que volvió en 2012 en el Teatro Fernán Gómez. En ambos momentos el éxito fue rotundo. Ildebrando era un apuntador que mediante su ingenioso monólogo nos adentraba en el mundo del teatro.

 

Con Ser o no ser, una cómica tragedia, vuelve al monólogo.

 

·         Sigue el estilo de Ildebrando Biribó con un lenguaje metateatral, pero podríamos decir que, para mí, es un texto de madurez, mientras que Ildebrando era un texto de juventud - aclara Alberto. Tanto en un texto como en otro usamos el mundo del teatro, que es lo que conocemos, el cual es una metáfora del mundo. En la vida hacemos lo que nos hacen hacer los demás, pues es lo que vende. Lo importante es que tienes que hacerlo lo mejor que puedas, pero tienes que ser tu mismo.

 

SHAKESPEARE TRAS LA CORTINA

 

 
 ALBERTO CASTRILLO-FERRER
FOTO: EL CATO NEGRO

El ambiente que rodea al personaje es shakesperiano ya que

 

·         el actor que está dentro quiere hacer todos los monólogos de Shakespeare en un solo espectáculo: Hamlet, Macbeth, Otelo, Rey Lear... Es el sueño de su vida. Los entrega al público uno tras otro, si ningún argumento en particular. Con ello desea mostrar su talento y virtuosismo. Para ello cuenta con el director "más moderno", en el peor sentido de la palabra, que existe y con unas ideas que resultará, bastante desafortunadas.

 

Raúl el monologuista de tantos personajes shakesperianos, tiene que sufrir un largo proceso hasta que encuentra a su personaje.

 

·         El personaje que encuentra es una figura demasiado popular, demasiado cómica. No le gusta. No está a la altura de los tiempos que corren. El personaje que él mismo crea es burdo, teatral, simpático y no tan serio y pretencioso como los demás le dicen que tiene que ser.

 

El público es un factor importante pues

 

·         es un testigo excepcional de este hecho, participa del juego teatral del que por naturaleza forma parte y se involucra en la historia de diferentes maneras. Se trata de un espectáculo que se introduce de lleno en el misterio del teatro, de la dualidad actor-personaje, pero, sobre todo, indaga en la búsqueda y aceptación de un mismo tal y como es. no como nos dictan los cánones y las modas del momento.

 

HUMOR INOCENTE Y CÁUSTICO

 

 
 ALBERTO CASTRILLO-FERRER
FOTO: EL CATO NEGRO

El texto abunda en el humor, a veces inocente y otras cáustico.

 

·         Ser o no ser es un grito por la creación sincera y personal, por la existencia, por la amistad y por el respeto a los demás y a sí mismo. Es un homenaje al teatro y a Shakespeare, al público y a una de las más bellas profesiones: la del Actor.

 

Este juego actor-personaje surge de la vida misma.

 

·         Encarnar a un personaje es de lo más difícil de  explicar racionalmente. Lo curioso es que desde la más tierna infancia jugamos a ser lo que no somos y ahí está la pluralidad de personajes que interpretamos sin saberlo. La pregunta es: ¿y si ese personaje fuese "otro" realmente y no uno mismo? ¿Y si tuviese decisión propia? ¿Y si se rebelase? Nadie está a salvo de sus personajes. De este modo Ser o no ser termina por ser una fábula.  Es un acontecimiento que dura una hora y veinte minutos, el tiempo de toda una vida: la del personaje teatral, la existencia de alguien que quiere "ser o no ser" Una obra de teatro que contiene grandes dosis de materia humana.

 

MARCEL MARCEAU, DETRAS DE LUCA Y ALBERTO

 

El texto original es de Luca Franceschi, actor y director italiano, formado en la Escuela de Mimodrama "Marcel Marceau". En esa escuela es donde se conocieron Luca y Alberto.

 

·         Hicimos la misma escuela con una diferencia de 10 años. Luca acabó en 1986 y yo en 1996. Vi Ildebrando Biribó que Luca creó junto a Emmanuel Vaca. Fui a Montpellier, donde estaba con la Commedia dell'Arte TAG de Venecia, en la cual entró como actor y ahora era actor, director y profesor. Le dije que me interesaba lo de Ildebrando y en 1999 formé la compañía El Gato. Con Luca a pesar de la diferencia de los 10 años, hay una gran comunicación porque es un gran referente para mí.

 

Además de los espectáculos para su propia compañía Alberto ha trabajado como actor en otros espectáculos, como Ojalá todos estuvierais muertos (CLIKEAR). Uno de los últimos ha sido en el Teatro Español. Todos eran mis hijos (CLIKEAR) de Arthur Miller, dirigido por el exitoso argentino Claudio Tolcachir.

 

·         Luca vino a dirigirme en El Misántropo de Moliére, que produje con mi propia compañía e hice en el Corral de Comedias. Hablamos de Ser o no ser y se dispuso a dirigirlo. Él, actualmente, lo está interpretando en Francia y lleva ya 300 representaciones.

 

ALBERTO CASTRILLO-FERRER
FOTO: EL CATO NEGRO

 

Esta es la tercera colaboración de Luca con la compañía El Gato de Alberto:

 

·         Fue en 2004 que dirigió El Tartufo par el Centro Dramático de Aragón. Después en 2008 para una coproducción con el Corral de Comedias de Alcalá de Henares. El Misántropo, y ahora este Ser o no Ser. Luca está considerado como uno de los grandes maestros de la Commedia dell'Arte de Europa.

 

La traducción y dirección es del propio Alberto:

 

·         He metido algunas críticas más cercanas a nosotros, pero fundamentalmente mantengo el texto original. Al dirigirme el propio Luca, pudimos adaptarlo a mí y al humor español. A partir de ahí salió este montaje.  Me dirijo al público y ello supone ciertas pequeñas variaciones. Lo importante es mantener la tensión y el humor.

 

La escenografía es muy sencilla:

 

·         Se trata de una tarima con candilejas, tipo teatro Isabelino. Este actor se ocupa también de la técnica. Hace de todo: la música, controla las luces y todo lo que supone una puesta en escena. Voy solo. Es un texto teatral que tiene la esencia del teatro: candilejas, humor, poesía y misterio.

 

ARRANCO CON MUCHAS ESPERANZAS

 

ALBERTO CASTRILLO-FERRER
FOTO: EL CATO NEGRO

A Alberto Castrillo-Ferrer se le recuerda como Ildebrando.

 

·         Este es un personaje distinto. Intento adaptarme al nuevo personaje, pero a pesar mío y sin querer poner la marca de Ildebrando, te sale el "marchamo". Personalmente me gusta más Ildebrando, porque lo siento muy mío y fue lo primero.

 

Experiencia de cómo funciona con el público es una de las incógnitas:

 

·         Sólo hice un previo en verano con escolares para ver cómo funcionaba pero el estreno absoluto es aquí y voy a experimentar la magia del estreno. el público es importante, porque cuando no lo tienes es como si no tuvieras "partenair".  Yo he tenido suerte pues al ser el director Luca, es una seguridad ya que el tuvo éxito y sigue haciéndolo en Francia. Arranco con muchas esperanza y espero que guste.

 

 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

 

 

Última actualización el Miércoles, 29 de Agosto de 2012 18:29