Mario Gas. Deja el T. Español Imprimir
Escrito por José R. Díaz Sande   
Miércoles, 14 de Marzo de 2012 16:50
 
 MARIO GAS
SI ALGO SÉ...

MARIO GAS

SI ALGO SÉ, ES CUANDO LA CASA TERMINA

 

 

Tras las Elecciones Generales, Ruiz Gallardón pasó al Ministerio de Justicia y Ana Botella le sustituyó en la Alcaldía de Madrid. Alicia Moreno, antes de dimitir de su cargo renovó el contrato de Mario Gas como director del Teatro Español de Madrid. Todo parecía en orden, pero fue inevitable que las especulaciones y rumores ronroneasen por aquí y por allí.

 

MARIO GAS
FOTO: ANDRÉS DE GABRIEL

Tales dimes y diretes tenían su fundamento. Llegado Ruiz Gallardón a la Alcaldía de Madrid, se trajo consigo a Alicia Moreno, eficaz colaboradora en la etapa de Gallardón como Presidente de la Comunidad de Madrid, para que se ocupara del mundillo de las Artes Escénicas. Aquel nuevo equipo del Ayuntamiento de Madrid prefirió una nueva dirección para el Teatro Español - antes había estado Gustavo Pérez Puig - y Alicia Moreno propuso a Mario Gas para la nueva dirección del Teatro.


Han transcurrido 8 años y visto que todos los directores de los Teatros Nacionales - Centro Dramático Nacional, Teatro de la Zarzuela, Compañía Nacional de Teatro Clásico y las dos Compañías Nacionales de Danza - entregaban su testigo a las nuevas direcciones, se esperaba que algo similar sucediera con el Teatro Español. No sucedió, una vez que Alicia Moreno renovó el contrato a Mario Gas. Para los observadores las aguas parecían tranquilas, pero se encabritaron cuando se conoció la noticia de la dimisión de Alicia y se desencadenaron las especulaciones. En algunos sectores no se vio elegante que Alicia renovase el contrato pocos días antes de dimitir. Era querer dejar "las cosas atadas y bien atadas".

 

El desconcierto fue mayor al ser nombrado Natalio Grueso, director de todos los teatros pertenecientes a la Ayuntamiento de Madrid. ¿Cómo quedaba la figura de Mario Gas? La incógnita podría descubrirse un lunes 12 de marzo de 2012 a las 16:30 horas. Ese lunes concentró una pléyade de fotógrafos que los obsesivos continuos disparos de los flashes obligó a comentar al propio Mario Gas, corbata roja destacando sobre chaqueta y camisa negra y pantalón marrón de pana:

 

· Ni que fuera Marilyn - la mítica Monroe. Hay que irse de los sitios para que te hagan fotos así.

 

DEJO EL TEATRO ESPAÑOL

 

·         No pensaba hacer una rueda de prensa tan rápido, pero me llamaron varios periodistas. Si declaraba a unos y otros nos, se enfadarían, y decidí hacer la rueda. Ya saben la noticia: Dejo el Teatro Español. Y ahora como en la series de cine negro o melodramas, musiquilla, desenfoque y hacemos el "Flash-Back".

 

Comienza ese "Flash-Back", que, para quienes sean profanos en la cultura cinematográfica - a estas alturas muy pocos - es volver atrás en el tiempo. 

 

·         El Teatro Español es una gran dama: exigente y te hace quererla. Es difícil, pero mi relación interna con él será un recuerdo para toda mi vida. Vinimos hace 8 años y antes estuvieron otros. Quiero ejemplarizar esto en Fali, un técnico que aporta gran calor y amistan a nivel de equipo. Puede parecer esto una tontería o puede parecer bien. Para mí si es importante, pues, siempre he tenido buena relación con los técnicos. Nací en un escenario, me moví entre regidores, tramoyistas, jugué con ellos, y fui con ellos fui en los autobuses durante las giras. Lo digo con gran orgullo. En estos 8 años han demostrado un gran espíritu de equipo capitaneados ahora por Paco Ariza y antes por Manuel Fontanals.

 

Esta admiración por el equipo técnico no sólo la comparte Mario, según sus palabras:

 

·         La Compañías invitadas quedaron fascinadas del trato y brillantez y el cariño y amor con que se dedicaban al espectáculo. Yo me siento uno de ellos y no solamente agradecido. Esto lo hago extensible a Antoñita que con 88 años sigue como jefa de maquillaje, la cual transmite alegría. Lo que estoy describiendo es un cuadro idílico, pero, como en la vida de pareja hay momentos problemáticos. Aquí también, Sin embargo, al decir "hasta la vista", lo que queda es lo importante. En el equipo se han integrando nuevas personas. De un equipo heterogéneo se transformó en un equipo homogéneo. Había una delicadez y cariño en todos, pero decíamos lo que pensábamos y reconocíamos nuestros errores, para seguir avanzando. Sólo coordinados y dejando independencia en cada departamento se consigue ir adelante. Esto lo ejemplarizo en María Andura, gerente del teatro, y en Paco Gena, director general de producción. Yo soy un culo inquieto - lo dice en catalán - y el trabajo de ellos ha sido importante. Sin todos ellos n o hubiera sido posible llevar adelante el Teatro. Hemos trabajado con alegría, camaradería y responsabilidad.

 

HEMOS SIDO MUY RESPONSABLES

 

ADIÓS A LA BOHEMIA
FOTO: SERGIO PARRA
UN TRANVÍA LLAMADO DESEO
FOTO: JAVIER NAVAL
LA MUERTE DE UN VIAJANTE
FOTO: ROS RIBAS
LAS TROYANAS
FOTO: ROS RIBAS
KABUL
FOTO: ROS RIBAS
ASCENSIÓN Y CAÍDA DE LA CIUDAD DE MAHAGONY
FOTO: ROS RIBAS
SWEENEY TODD
FOTO: ROS RIBAS
En los mentideros se había hablado de despilfarro y de ligereza. En el discurso de Mario, las respuestas van cayendo una a una.

 

·         Hemos sido muy responsables. La responsabilidad empieza por uno mismo. Hemos administrado el dinero de la primera temporada sin salirnos de lo presupuestado. Cuando han ido bajando los presupuestos, por la crisis, y actualmente muy bajo, hemos agudizado la imaginación, implicamos a otra gente. Hemos abierto Salas, pero siempre ajustándonos al presupuesto. La Sala Pequeña del Teatro Español y las dos del Matadero, así como todo el complejo del Matadero, para talleres, exposiciones...Una figura fundamental en la cultura durante estos 12 años ha sido Alicia Moreno.

 

Alicia Moreno se ha ocupado de las Artes Escénicas del Ayuntamiento de Madrid y, justamente, con el cambio de cargos políticos decidió dimitir.

 

·         Soy admirador y compañero de su padre - Armando Moreno - y de su madre - Nuria Espert.  Alicia Moreno ha dotado de instrumentos culturales y escénicos sin arredrarse y con tranquilidad. Sin ella todo lo dicho antes no hubiera sido posible. Quiero resaltar su confianza que ha puesto en nosotros y todos nos hemos marcado un hito de responsabilidad, sin pasarnos, a pesar de lo que se ha dicho producto de otros intereses. Dicho esto me siento parte de un equipo más amplio como son los Veranos de la Villa dirigidos por Manuel Gutiérrez, al que me une una gran amistad; Mora Apreda  en la dirección del Teatro Fernán Gómez; Pineda, y antes Monti, en el Price, y Cristina Conde. Hemos utilizado el dinero de Zapatero para arreglar el Matadero y hacer una Sala de ensayo.

 

COMO EN  UNA MARGARITA DE ENAMORADOS:

SÍ, NO, SÍ, NO ......SÍ

 

Lo que más ha desconcertado no es el cambio o la permanencia, sino el interrogante intermitente: ¿Mario Gas permanece, Mario Gas se va? Follies (CLIKEAR), el gran espectáculo musical que ha dirigido, se interpretó como su brillante despedida. La renovación del contrato, desmintió tal elucubración. El anuncio del cambio volvió a crear confusión y se dispararon los comentarios:

 

·         Ha habido momentos difíciles que te llevan a pensar dejar la dirección, pero el equipo me ha hecho continuar antes de este cambio. Un cambio sin morbo y que no hay porqué ponerle "más pies al gato". Hay un peligro al dirigir lo "publico": creerse que te pertenece y al dejarlo sales destrozado y se produce el "horror vacui". Yo creo que no es así. El cambio es bueno pues se puede mejorar siempre mientras se puedan crear eslabones entre un cambio y otro. No hace falta quemar los "campos de algodón" cuando te vas, pues de lo anterior se pueden beneficiar los nuevos actores y  directores.

 

En el mundillo del teatro, paliado algo en estos últimos tiempos, es proverbial el enfrentamiento entre teatro público y teatro privado. Se ha hablado de competencia desleal.  

 

·         Yo soy un gran defensor del Teatro Público, y eso que vengo del Teatro Privado. He tenido un teatro en Barcelona. En el Teatro Privado hay un amplio abanico de expectativas. Hay empresarios comprometidos con el mundo del espectáculo y otro que son simples mercaderes que únicamente les interesa el lucro. Antes de esta experiencia del Teatro Español, gestioné el Festival de Otoño de Barcelona y posteriormente me moví en el Teatro privado. Hay que compaginar el teatro privado comprometido con el Arte y no solamente hacer dinero, que reduce el teatro a obras y puestas en escena de coste mínimo para obtener el máximo de lucro. Estando en el Teatro Público, siempre he intentado colaborar y aproximarme ala Teatro Privado.

 

FIELES AL PROYECTO INICIAL

 

El concepto de Teatro Español, a lo largo de los años, ha pasado por diversos criterios: Sólo teatro español, preferencia del teatro clásico, autores contemporáneos con inclusión de los extranjeros. En todos los casos predominaba el teatro de prosa (de palabra). Salvo en el Festival de Otoño de Madrid, la danza, la lírica, la comedia musical y otros géneros tenían su sede en otros teatros.

 

·         Hemos sido fieles a lo proyectado: un Teatro abierto a un público de diversos pelajes, que hay en Madrid, sea de la ciudad o de fuera. La única condición es que los montajes tuvieran calidad, produjeran placer o goce y la reflexión. No hemos querido ser elitistas. Por eso yo he disfrutado cuando le teatro estaba lleno y con aplausos para espectáculos como Faemino y Cansado - actores cómicos de profesión - o similares. Nos hemos abierto a la música, la danza.

 

La programación se ha estructurado en tres sectores:

 

·         Producciones propias, coproducciones, muy necesarias en los tiempos de crisis, y exhibiciones de producciones privadas, que se juegan lo que no tienen, algo a lo que temen muchos empresarios o compañías privadas. las cosechas han tenido han sido buenas un años y otro año peores, pero esto es como en la vida misma. Sin embargo la vida tiene que continuar adelante. Todos los colaboradores con las cuatro salas - Sala Principal y Pequeña del Teatros Español, y las dos Salas del Matadero - han estado encantando. Es lógico que quienes no han estado echen pestes. Nadie me tiene que darme las gracias, pues sé a lo que me dedico y por qué . He intentado, también, ser fiel a lo que se llama Teatro Institucional y al Ayuntamiento y para ello tiene que ser fiel a ti mismo.

 

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Y EL "SÍ" O EL "NO".

 

·         Así llegamos a los últimos tiempos. Es lógico que cambien las estructuras y las personas y con el cambio todo se mueva. Hablando se entiende la gente que, en definitiva, es la República democrática del Teatro. Antes he hablado de la ideología, la cual acepto, y del partidismo, que no me gusta.  la ideología en el Arte se ha manifestado en los Rusos, por ejemplo, pero la ideología el partidismo son cosas diferentes. Indudablemente yo tengo mi ideología, pero he intentado no ser partidista en el teatro. Es lógico que vengan gentes nuevas, pero eso, como he dicho, hay que resolveros en la República del Teatro y por eso la palabra es importante pues genera entendimiento. Los tiempos cambian y todo se modifica. Seguiré trabajando sin rencor, sin malicia y sin malos rollos.

 

Esta respuesta intenta deshacer el equívoco de los mentideros: ¿Mario dimite? ¿A Mario lo cesan?  Los mismos mentideros opinaban que la iniciativa saldrían del propio Mario.

 

¿ADIÓS CON CONTRATO BLINDADO?

 

Una de las leyendas urbanas - en algunos casos no leyenda - es que los cargos públicos abandonan su lugar mediante un contrato blindado, que obliga a una buena cantidad de dinero por parte de quien despide al contratado. 

 

·         Me voy el 30 de julio del 2012. Esto tira por el suelo los contratos blindados. No los hay, ni tampoco irregularidades. Los salarios están en la órbita de todos los contratos. Hay una cláusula - la octava - que se puede rescindir el contrato por las dos partes sin indemnización con tal de que avise tres meses antes. Nunca me he sentido prorrogado por cuatro años - duración, en teoría, de los contratos - y el que Alicia lo hubiera renovado, no quiere decir por cuatro años, pues cada año se renueva el contrato y como ya he dicho, se puede rescindir. Si hay una continuidad temporal es porque la programación establecida tiene que seguir. Por lo tanto nunca me he sentido contratado. Hemos hablado con el nuevo director Natalio Grueso y Fernando Villalonga - nuevo delegado de las Artes Escénicas - , al cual respeto, y hemos fijado de mantener la programación el 30 de julio, y de lo programado hasta diciembre - Mario considera la temporada de enero a diciembre, mientras otras teatros la consideran de septiembre a septiembre - y esa programación que va de julio a diciembre están fijados solamente algunos aspectos parciales. Si se quiere especular sobre mi abandono, se puede hacer, pero tengo que decir que por encima de lo personal está lo colectivo.

 

Follies ha sido como la traca final, celebrada por la crítica y el público. Terminaba el 8 de abril.

 

·         Ante el éxito extraordinario, el público ha pedido reponer Follies y se hará en el mes de junio y julio.  

 

Mario declara que aunque su sueldo como director no es el del sueldo medio...

 

·         ...es el sueldo de los directores públicos y es nimio comparado con el de otros directores públicos. Sobre el tema de los honorarios no se sabe cómo acertar. Cuando llegué aquí mi decisión era: "No quiero dirigir hasta más tarde". Se dijo "No quiere dirigir". Entonces dirigí en el Teatro María Guerrero y se dijo: "Dirige además de ser director".  

 

Este dirigir o no dirigir se traduce en dinero, pues las direcciones se cobran aparte.

 

·         Me apliqué el código de buenas costumbres y he dirigido 9 espectáculos. De los nueve, dos producidos por otras personas: La Clementina y Un tranvía llamado deseo. Otras fueron coproducciones: La muerte de un viajante y Las Troyanas, y cuatro y medio de producción total por parte del Teatro Español: Adiós a la Bohemia, Kabul, Mahagony, Sweney Tood.  Con respecto a mi sueldo sé que no he robado nada. He sido coherente y dentro de lo que se acostumbra a pagar. He intentado rascar todo lo que se ha podido para mantener el presupuesto, evitando dietas de comida, viajes especiales que no eran necesarios.

 

Mario, sí, en esta contabilización del dinero, resalta:

 

·         Lo que sí siempre he ido mejorando ls condiciones laborales de los directores invitados. Querría que entendiesen  que un director que viene, tiene que tener un salario. Si es que es excesivo con respecto al resto de la sociedad, habrá que reflexionar sobre la propia sociedad. Sé que soy objeto de críticas, pero tengo que decir que el  dinero se va por muchos sitios. Si dicen que soy caro, pues me voy, pero hago mi trabajo lo mejor que puedo.

 

El futuro de Mario se concreta en:

 

·         muchos proyectos de obras, actuar y descansar. Me gusta que las cosas vayan apareciendo.

 

NO CREO EN LOS CONCURSOS

 

En el horizonte de Barcelona está el Teatro Nacional de Catalunya:

 

·         Primero no se trata de que vuelva a Barcelona. Yo estoy en Barcelona y Madrid. No me voy a ningún sitio. Llevo desde los 6 años viniendo a Madrid. Mi padre - el bajo Manuel Gas - nació en Madrid y también mi hija. Se puede decir que soy Barcelodrileño o Madribarcelono. Con respecto al Teatro Nacional de Catalunya, como no creo en los concursos y allí se hace así para acceder a él, pues estoy al margen. Esto no hay que confundirlo con lo de "a dedo" del franquismo, sino el contar con los que te dan confianza. Yo elijo y tengo mi responsabilidad con los que elijo. No entiendo eso de que uno elige la programación y otro la selección como por ejemplo del reparto. Es algo en lo que no voy a entrar. Por eso no me voy a presentar a ningún concurso. Espero que me llamen.

 

Sobre ofrecimientos de dirigir del nuevo equipo para Mario:

 

·         Se ha hablado de algo y de que ya hablaremos, pero no hay ningún proyecto concreto.

 

Del sustituto afirma que:

 

·         No lo sé. Natalio es el director y programador de todos los locales escénicos del Ayuntamiento. Entiendo que es el nuevo director del Español. El 20 se presenta.

 

En Follies hay una frase: "A lo mejor no estás ahí". Ahora resulta profética ¿o intencionada como aviso de su marcha.

 

·         No, no he cambiado nada del texto, ni del personaje. La frase está en el original: "Si algo sé, es cuando la casa termina".

 

Mario se despide:

 

·         Quiero agradecer a todos los de la prensa y el trato dulto que hemos tenido: amable, riguroso  y no me habéis perdonado una. Será difícil vivir con vuestra ausencia - risa y risas. Seguiré dando el callo en el teatro y nos veremos.  Gracias por estos años y adelante.   

 

 


José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande

 

 

  

 

Última actualización el Miércoles, 29 de Agosto de 2012 18:23