Campanadas de Boda. La Cubana. Crítica Imprimir

CAMPANADAS DE BODA
CASARSE: MÁS DIFÍCIL TODAVÍA

2013-09-24 09.56.13-5 
 FOTO: www.madridteatro.net

 La Cubana llega a Madrid con Campanadas de boda, tras una temporada de éxito en Barcelona y una fructífera gira por España. Vienen con ese éxito en sus rostros y por tanto con el deseo de triunfaren Madrid, ciudad que, por otro lado, siempre los ha deseado. Campanadas de boda no defrauda y nos topamos, felizmente, con las habituales ingeniosidades y locuras a las que nos tienen acostumbrados.

La historia va de los preparativos de la boda de la niña, a la cual tal acontecimiento le trae al fresco, en lo que tiene de parafernalia, Son madre y tía las interesadas en el "evento", como ahora se acostumbra decir, el cual tiene un componente de "todavía más", puesto que la "niña" no se casa, como la mayoría, con un novio no a muchos kilómetros de distancia. A la "niña" le ha dado por enamorarse de un famoso actor de Bollywood, por lo tanto de un indio, de las Indias Orientales. Para complicar más el "evento" la boda se va a realizar por lo que, antes, se llamaba "por poderes". En esta era digital y virtual eso "poderes", se realizarán a través Video-conferencia.  

Todo este embrollo, ideado por Jordi Milán, da pie a ironizar sobre los preparativos que conlleva el "evento", a la vez que, a través de los personajes, surgen otras temáticas: un padre divorciado con su extravagante mueva mujer; un hijo que al manifestar su amor por su amigo (amante), crea el conflicto;  otro hijo casado con una explosiva brasileña, en litigio con tía y madre por su modo llamativo de vestir y por el dominio al que tiene sometido a ese hijo; la tía abuela de trasnochada religiosidad, y el "ama" de toda la vida. Una familia de lo más común. Después están todos los absurdos preparativos, exigencia de los rituales de una boda en el que el local de la celebración y posterior ágape cobra un protagonismo especial.

La poética con la que transmiten toda esta situación surrealista es la propia de La Cubana: llevar la comedia a su punto álgido, y mediante la farsa dar un amable repaso a la sociedad que vivimos día a día.

No conviene aclarar mucho más, porque el espectáculo es una feliz caja de sorpresas a media que avanza la historia. La pálida sonrisa del inicio en el espectador crece progresivamente y uno se va sintiendo más cómodo con aquella familia.

La Cubana sigue ofreciendo su capacidad de interpretar diversos personajes, sin que reconozcamos al actor que se oculta tras la máscara teatral.  Transformismos que se complica al interpretar esos personajes en modo alternativo. quita maquillaje, pon maquillaje. Despójate del vestido, vuelve a vestirlo y así sucesivamente. El transformismo no es sólo exterior, sino interno al personaje. La gran virtud interpretativa de los actores de La Cubana es la de saber dejar su personalidad en el camerino.

Hay que reconocer que el arranque desconcierta un poco, y se teme que aquello sea una astracanada. Incluso, a lo largo de la función, se palpa que podría sobrar algo de tiempo, pero si llevan un año de éxito, quiere decir que esta última advertencia es algo subjetivo por mi parte.

Salvado este pequeño escollo, uno termina por congraciarse con todo lo que sucede sobre el escenario y viene a ser como un cohete de luminosa estela que estalla, al final, en una luminosidad multicolor y que no conviene desvelar.

Campanadas de boda lanza una mirada irónica, benévola sobre el absurdo entorno que rodea a una boda. Hay mucho que alabar y destacar la realización de la Video Conferencia, y que conviene silenciar para no destripar otra sorpresa.

Campanadas de boda es un gran divertimento como nos tiene acostumbrados el grupo. No defrauda y, bueno, sirve de reflexión al vernos en un espejo distorsionado.

JOSEP AZNAR15 b
FOTO: JOSEP AZNAR

 

Título: Campanadas de Boda
Idea y Guión: Jordi Milán
Música y dirección musical: Joan Vives
Música y canciones del espectáculo: José Manuel Serrat, Chaman Lal Chaman, Antonio Guijarro. Valentín D. Alamo
Escenografía y decorados: La Cubana / Castells Planas
Coreografía: Leo Quintana
Vestuario: Cristina López
Caracterización: La Bocas
Diseño gráfico: Raúl Pascuali
Diseño de sonido: Jordi Agut
Técnico de Sonido: Danie Seoane
Diseño de luces: Adrià Ferré
Jefe Técnico: Ramón Rey
Técnico de Escena: Pere Pau Hervàs
Proyección audiovisual: Josep M. Marín
Asesoramiento cultural de la India: Kandarp Mehta
Administración: Natalia Morillas
Ayudante de producción y comunicación: Pol Vinyes
Ayudantes de dirección: Xavi Tena y Jaume Baucis
Gerencia y comunicación: Daniel Compte
Jefe de Producción: Frederic Santa-Olalla
Producción: La Cubana
Agradecimientos: Rosa Claá, Freixenet, Birlanga (flores), Museo del Jamón, El mundo, SomProduce, Inaem
Intérpretes: Xavi Tena (Paco, Eusebio de Campanadas de Boda, encargado de Flores Gutiérrez e indio), Toni Torres (Narciso, Anselmo de la Croix, tuna, empleado de Flores Gutiérrez, e indio), María Garrido (Manolita, tuna, empleada Flores Gutiérrez e india), Meritsell Duró (Señora de la limpieza rumana, Margot; Tía Consuelo, empleada Flores Gutiérrez), Annabel Totusaus (Hortensia e india), Alexandra González (Margarita), Babeth Ripoll (Peluquera, Tita de Campanadas de Boda, Regina, fotógrafa, empleada de Flores Gutiérrez y Sunita), Bernat Cot (Flores Las Catalanas, tuna, Jacinto, Jean Michel, oficiante, Campanadas de boda, Flores Gutiérrez e indio), Montse Amat (Violeta, empleado flores Gutiérrez y Ana Porrón), Orio Burés (Empleado de Flores Ríus, tuna , Juan Carlos, Jean François, empleado Campanadas de Boda, Empleado Flores Gutiérrez e indio), Àlex Esteve (Sr. Modesto, tuna, Jesús, Padrino, indio.
Duración: 2 horas y 15 minutos (sin pausa)
Estreno en Madrid: Nuevo Teatro Alcalá (Sala Grande), 24 - IX - 2013

 

 JOSEP AZNAR09 b
 FOTO: JOSEP AZNAR


 

 

José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande


NUEVO TEATRO ALCALÁ
C/JORGE JUAN, 62 (ESQUINA C/ ALCALÁ)
28009 - MADRID

TF. 91 426 47  79
METRO: PRÍNCIPE DE VERGARA-GOYA
ENTRADAS: TAQUILLA Y EL CORTE INGLÉS