Alas Furtivas de Pavlosky. Imprimir
Escrito por www.madridteatro.net   
Domingo, 14 de Marzo de 2010 18:28

ALAS FURTIVAS
De PAVLOSKY
En el TEATRO ESPAÑOL
de MADRID (SALA PEQUEÑA)

[2008-12-09]

Del 04 de diciembre de 2008 al 11 de enero de 2009


 

ALAS FURTIVAS
De
PAVLOSKY

En el
TEATRO ESPAÑOL
de
MADRID
(SALA PEQUEÑA)

Del 04 de diciembre de 2008
al 11 de enero de 2009

No es divorcio y tampoco separación, sino “cese de la convivencia” por el momento. Ángel Pavlosky ha dejado a la Señora Pavlosky, lo cual no es nuevo para ella, porque desde siempre se ha presentado bajo el título de “dejada”.
 

  • Ella es unos treinta y tantos años más joven que yo – precisa Ángel. He prescindido de ella en esta ocasión.

La tal “ella” le ha acompañado buena parte de su carrera teatral.  

  • En esta ocasión parto del masculino muy en singular – insiste Ángel. Es la propuesta más difícil con la que me he encarado.

LA GRAN PAVLOSKY
ESTE ES MI LUGAR (1987)
FOTO: J. R. DÍAZ SANDE

LO DE MONÓLOGO ME DA RESPETO Y TEMOR,
PREFIERO LLAMARLE SOLILOQUIO

En la presentación, Mario Gas, director del Teatro Español, tras trazar su perfil, resaltaba la característica de Ángel,

  • …por la que se confunde actor y personaje. No sé si conocí antes a Pavlosky, a la Señora o a Ángel. Se parecen mucho.

Los que le hemos seguido de cerca también tenemos esa misma impresión. ¿Dónde están los límites? No obstante con Alas Furtivas advierte que es más él y rechaza todo calificativo de monólogo, aunque en el dossier de prensa al citar su curriculum escribe: Alas Furtivas (Monólogo).

  • La palabra monólogo me da respeto y temor. El monólogo, el momento culmen en toda obra de teatro, ahora ha cambiado. Hoy se utiliza para un género que pretende hacer reir y que se trata de un texto escrito por un guionista. Lo mío no va por ahí. Prefiero llamarle “soliloquio”, que era la palabra que se empleaban anteriormente.  

REPRESENTO EL ROL
QUE ME HA TOCADO VIVIR: UN SOÑADOR

En esta ocasión Ángel sale desamparado y, metafóricamente, desnudo.

  • Es más difícil porque hablo en primera persona y pretendo no mentir. A esto hay que añadir que pretendo que sea entretenido para el espectador, lo cual no quiere decir cómico, y al mismo tiempo emocionante. Llega un momento en el espectáculo en que me pregunto: ¿qué sentido tiene todo esto? Se trata de averiguar ¿qué pintamos aquí? Lo que ocurre es que muchas veces… ahora mismo por ejemplo actúo… como cada uno de nosotros represento el rol que me ha tocado en la vida como es el de ser un soñador. Y me pregunto ¿qué sentido tiene?

Ese enamoramiento que desea en Alas Furtivas lo tiene más duro:


ÉCHALE TEATRO
(2008)
FOTO: MUNIMADRID
  • Con ella – la Señora Pavlosky -, dominaba muy bien la técnica de enamorar. Ella tiene un desparpajado aprendido y si no una elegancia que maneja con mucha habilidad e ingenio. Yo no soy así en la vida real. Soy introvertido, hablo poco y escucho mucho. Ahora sin maquillaje, sin lentejuelas y sin nada que no fuera imprescindible, y si hay una silla es  porque tengo que sentarme… Bueno, lo único que si es importantes la iluminación que está muy cuidada. Pero no hay tampoco música y los espectadores no me tienen que aguantar cantando. Necesito un espacio en donde puedas tocar al espectador de la primera fila. Y desde este punto de vista esta sala pequeña del Teatro Español es ideal.

El soliloquio de Ángel destila cierta filosofía que él define como…

  • …una reflexión sobre el poder y yo frente a él. Va más allá de la política concreta de ahora. Un poder que no ambiciono, mientras no pierda el poder de convocatoria que es lo que importa. Yo detesto a la gente muy cuerda que vive feliz con su cordura y que se une con una cuerda y tienen cuerderitos. Además nos gobiernan personas cuerdas. Los cuerdos no me gustan.

NO HAY TEXTO ESCRITO.
BUSCO LA PALABRA EXACTA
PARA CADA MOMENTO Y PÚBLICO

Rechazado el apelativo de monólogo y el que un texto esté escrito, hay que pensar que Alas Furtivas no tiene un guión cerrado y sí bastante de improvisación.

  • Sé de lo que voy a hablar. Hay un número determinado de escenas. Prometo que no hay texto y que por lo tanto no lo tengo aprendido de memoria. Sé lo que voy a decir y busco la palabra exacta para ese momento y ese público. Una misma situación la puedo cambiar según la intención. La puedo decir enfadado o riendo. Eso depende de la carga emocional del momento.                              

A pesar de que hay un minimalismo escénico, sí existen las luces que las califica de “cuidadas”. En cuanto al título Alas furtivas

  • Se refiere a que cualquier persona que intenta comunicar y emocionar no se puede hacer sólo con palabras y hay momentos... Me pasa todos los días. Hay un momento en que me digo “no voy a poder” Cuando esto te sucede, si no tienes esas alas furtivas para que tu corazón se abra ese día ¿qué haces? Notas que no despegas y tienes que hacerte de alas furtivas. Y se logra y se puede remontar el vuelo. Al final siempre se puede.

ALAS FURTIVAS (2008)
FOTO: CHICHO

SOY UN CÓMICO EN EL MEJOR SENTIDO
DE LOS CÓMICOS DE ANTES

Pavlosky se descolgó por Madrid, en 1982 con Orquesta de señoritas y fue algo así como un terremoto teatral. Se define como…

  • … un cómico, en el mejor sentido de los cómicos de antes que no conocí, con un poco de técnica aprendida y sé cómo se ponen las luces, con conocimientos de dirección para dirigirme y dirigir a los demás. No soy dramaturgo en el sentido profundo del término, pero creo textos que no valen para ser publicados ni para ser transferidos a otros. No soy creador, decir esto sería demasiado, pero sí trabajo con toda la seriedad y responsabilidad del mundo.

Ángel Pavlosky es teatro y su contacto con el público forma parte integrante de él mismo.

Mario Gas completa el perfil de este nuevo Pavlosky animando a leer las críticas de Javier Villán y Juan Ignacio García Garzón.

Es un ángel en estado de gracia, sabio, escéptico y con unos intentos de lejanía que lo hacen más próximo y auténtico. A la postre acaba apareciendo el Pavlosky esencial, híbrido de inocencia y perversidad, desvalido como un lírico payaso golpeado, y cada vez menos procaz. Siempre fiel a sí mismo con esa depurada capacidad para hacerse dueño del escenario y de la voluntad de los espectadores.

Javier Villán. El Mundo. 23/12/03

 
Pavlovsky logra un superlativo grado de complicidad con el público con una mezcla de inteligencia, humor afilado, ternura y dominio absoluto de sus recursos, convirtiendo en formidable elemento de proximidad sus despistes (tal vez aparentes),sus preguntas a los técnicos, sus disgresiones...

Juan Ignacio García Garzón. ABC. 19/12/03

Ante tales elogios Ángel advierte:

  • Está muy bien la opinión de los críticos, pero cada uno ha de tener su propia opinión.

FUNCIÓN
De martes a viernes: 20:30 h.
Domingos: 19:00 h.


PRECIO
16 €
Martes y miércoles: 12 €

Título: Alas furtivas
Un espectáculo de Angel Pavlovsky
Vestuario: Ramón Ramis
Diseño de Cartel: Juan Ricci (Ausgang)
Fotografía: Chicho
Textos, dramaturgia, espacio escénico, diseño de iluminación, producción y dirección:
Angel Pavlovsky
Estreno en Madrid: Teatro Español (Sala pequeña), 4 – XII - 2008



Teatro Español
Sala pequeña
Director: Mario Gas
C/ Príncipe, 25
28012- Madrid
Concejalía de las Artes
Ayuntamiento de Madrid.
Tf. 91 3601484
Metro: Sevilla y Sol
Parking: Pz. Santa Ana,
Pz. Jacinto Benavente y Sevilla.
http://www.munimadrid.es
Entradas: Sucursales de la Caixa de Cataluña
y Tel-entrada (24 horas) 902 10 12 12

 

Última actualización el Domingo, 11 de Julio de 2010 17:12